Autor: Juan Segura Ferrer, pbro.                        Contacto: seculorum@seculorum.es

- LITURGIA CICLO C      CICLO B      CICLO A -      ORACIÓN Y PIEDAD -      PASTORAL DE LA SALUD -      TEMAS DE TEOLOGÍA -      AUTORES Y TEXTOS-

                                                                                                                         Catequesis de preparación al Bautismo

  Entra en facebook en <Juan Segura Ferrer>  y  <Cleofas de Emaus>   /                                                                       En blogger: <cleofasdeemaus2.blogspot.com.es>

   "Velad"

  Domingo 1 de Adviento. B. 29 noviembre 2020.                                                   Marcos 13, 33-37

 

 

PASTORAL DE LA SALUD

Fichas de formación para agentes PS

1. La salud.

2. Los enfermos y la Parroquia.

3. La enfermedad y el sufrimiento.

4. El trato humanizador.

5. La Unción de los enfermos.

6. Los Sacramentos de los enfermos.

7. El Viático.

8. La visita pastoral al enfermo.

9. La escucha pastoral.

 

Otros temas de Pastoral de la Salud

* La salud es Cristo (1).

* La salud es Cristo (2).

* Los cuidados paliativos.

* Orar en la enfermedad.

 

 

PIEDAD

* Celebración de la Cruz.

* Via Crucis Tradicional.

* Via Crucis según San Mateo.

* Via Crucis según San Marcos.

* Via Crucis según San Lucas.

* Via Crucis según San Juan.

* Siete Palabras de Cristo en la cruz.

* Siete dolores de la Virgen María.

 

* Via Lucis.

 

* Novena de la Misericordia al Sagrado

corazón de Jesús.

 

* Via Pauli.

 

Canción "CAMINANDO CON JESÚS"

* Grabación completa.

* Versión playbak o karaoke.

 

  

   La llegada del Adviento nos trae también un nuevo año cristiano; hoy comienza el ciclo litúrgico B, en el que tendrá especial presencia el evangelio de San Marcos. Al comenzar el año cristiano conviene que recordemos que todo él consiste en el recorrido por la historia de la salvación, comenzando por el tiempo del Antiguo Testamento, en el que el pueblo de Dios, Israel, esperaba la llegada del Mesías prometido por los profetas. Pero en ese tiempo solo nos detenemos cuatro domingos, puesto que nuestros ojos cristianos miran al Nuevo Testamento aunque sin renunciar al Antiguo. Tras estas semanas, el año litúrgico celebra a Cristo: la Navidad, el nacimiento de la Palabra del Padre de la Virgen María. El bloque que conforman la Cuaresma, la Semana Santa y la Pascua ocupan un tercio del tiempo de todo el año cristiano, pues celebra los acontecimientos centrales de nuestra fe cristiana. Después, varios meses de Tiempo Ordinario nos conducen a la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, en el que celebramos la Parusía, el acontecimiento que un día llegará. Y ahí justo donde termina el año anterior, comienza el nuevo año, puesto que el Adviento se centra al principio en esa espera escatológica antes de prepararnos para celebrar la venida del Señor en la Navidad.


 

   La primera lectura y el salmo claman a Dios: “restáuranos”, “renuévanos”. Isaías recuerda que nosotros somos el barro en las manos de Dios, nuestro alfarero. Es verdad que el paso del tiempo suele ir alejándonos más y más de lo que Dios quiere que seamos; nos empeñamos, empecinadamente, en ser nosotros mismos y no lo que Dios desea hacernos. Algo que podría parecer tan saludable como ser uno mismo, se refiere aquí a todo mal uso de la libertad, al proyecto vital que no tiene en cuenta a Dios, a las actitudes y comportamientos que van adquiriendo toda suerte de vicios, apartándose de la virtud y alejándose de la vida espiritual para hacernos más inmanentes, más contingentes y materialistas. Por eso es importante una renovación de vez en cuando, una restauración. Pero una que no nazca de nosotros mismos, puesto que, de ser así, podría contener nuevamente parte de aquello que intentamos superar. La súplica, la plegaria, se dirige a Dios para que sea él, con sus manos, el artífice de la nueva vasija humilde y frágil, de barro, sustancialmente de barro. El barro húmedo no ofrece resistencia en las manos del alfarero. Mediante el torno, el artesano le da la forma que quiere que tenga su obra. Y así, cuando la termina, la cuece y la mira complacido, pues es la obra de sus manos y le va a servir para aquello que él la necesita. Ser nosotros lo que Dios necesita… solo puede ser posible renunciando en parte o en todo a nosotros mismos. Y para eso, necesitamos ser maleables; y solo podremos serlo cultivando la humildad; que nada me impida desear ser lo que Dios desea que sea.


 

   El evangelio de San Marcos nos invita a velar esperando la venida del Señor al final de los tiempos. En otros pasajes evangélicos que hemos visto recientemente, al final del año anterior, se hacía énfasis, como en este de hoy, en el factor sorpresa de esa venida y en la posibilidad real de que suceda de noche. El peligro de que suceda de noche es no encontrar a cada uno en su puesto, es haberse dormido y abandonado la misión. La misión que recoge la perícopa de hoy es la del portero. Tiene que estar siempre en guardia para abrir la puerta al Señor cuando venga y llame. Si está dormido, su negligencia saldrá a la luz y el Señor le podrá exigir responsabilidades, e incluso lo podría sustituir.


 

   Este primer aspecto del Adviento, pues, nos muestra que nuestra vida es toda ella la espera en la venida gloriosa del Señor. Es nuestra obligación estar alertas, estar en vela, cada uno en su puesto, en la misión encomendada, pues saldrá a la luz si hemos sido unos buenos empleados o no.


 

P. Juan Segura.


 


 
 



La mesa del domingo

 

DOCUMENTAL CON EL COMENTARIO EVANGÉLICO (haciendo clic en la imagen) 

       Imágenes: Catedral de Salamanca, España.                      

   
 

 

OTROS VÍNCULOS

DE JUAN SEGURA

 

AudioPredicacion (facebook)

CleofasdeEmaus2.blogger

cleofasdeemaus.blogspot

juansegura.es

juansegurablog

Fotografías

Vídeos You Tube

veozaragoza

 

VÍNCULOS EXTERNOS

Vaticano

Conf. Episcopal

Cáritas

Misiones

Manos Unidas

Taizé

Noticias Iglesia

Mundo Negro

Tierra Santa

Romereports

Dabar

Servicio de Información Católica

 

 

LAS LECTURAS DE HOY

 

LECCIONARIOS ANTIGUOS

Leccionarios con los textos bíblicos anteriores a la última edición.

 

 

"CAINITAS". Novela de Juan Segura.

Pedidos del libro físico en Amazon,     La Casa del Libro, El Corte Inglés y Editorial Círculo Rojo.

 

También se puede leer o descargar aquí.

 

 

<MIRADAS DE LA FE>. Nuevo canal en You tube

- 14. Circular en la rotonda.

- 13. La libertad de culto en la pandemia.

- 12. El derecho a la libertad religiosa y de culto.

- 11. ¿Existe el derecho a blasfemar?                                NUEVO: 15. La virginidad, hoy.

- La sed de Dios.

- El temor de Dios. 

- Las fórmulas de los sacramentos.                                             

- Quiénes son en Mateo los pobres en el espíritu.                      

- Por qué Dios permite el mal en el mundo.                                                           

- En qué consiste el culto coherente a Dios.

- Vivir siendo seglar la fidelidad al Señor.

- Mis hijos han crecido y no van a misa. ¿Qué puedo hacer?

Entra y plantea tus preguntas y tus dudas. Serán respondidas mediante vídeo.

 

 Adviento es Advenimiento. El Señor vino, el Señor viene y el Señor vendrá. Esperarlo velando. 

 

Recomendado

El evangelio de San Mateo (el evangelista del ciclo -A-)

  También puedes encontrarme en Facebook, en la cuenta <Juan Segura Ferrer>, donde intentamos mantener viva la llama de la Palabra cada día.

 

LA LIBERTAD RELIGIOSA Y DE CULTO EN UN ESTADO DE DERECHO

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS. Artículo 18:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.  

 

CARTA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA UNIÓN EUROPEA. Artículo 10

Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones individual o colectivamente, en público o en privado, a través del culto, la enseñanza, las prácticas

y la observancia de los ritos.

 

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. Artículo 16:

1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley. 2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias. 3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

 

                                                                                               

MUJER, ¿ESTÁS EMBARAZADA Y TE SIENTES ABANDONADA? PODEMOS AYUDARTE. HAY UNA ALTERNATIVA AL ABORTO. INFÓRMATE Y CONTACTA

                                                                                            Ain Karen Zaragoza: www.ainkaren.es

PUEDES CONTACTAR CON CUALQUIER SACERDOTE. ÉL SABRÁ QUÉ HACER PARA AYUDARTE. ESO PUEDE CAMBIAR TU VIDA... Y LA DE TU HIJO

 

 

 

 

 

   A PIE DE PÁGINA

España: La “progresía” de la vergüenza

   Según publicaba el diario El Mundo en su edición digital del 18 de enero, la fundación BBVA ha realizado un estudio sobre ciencia y tecnología en cinco países europeos: Italia, Reino Unido, Francia, Alemania y España. Una de las cuestiones abordadas mediante encuesta es si la gente cree o no que la ética debe poner límites a los avances científicos y tecnológicos. Los alemanes opinaron que sí en un 68% y los franceses en un 57%, Italia y Reino Unido también son favorables con porcentajes por encima del 50%; y España, tan solo España, se quedó en un 36%. En España solo uno de cada tres encuestados piensa que la ética debe aplicarse a los avances científicos y tecnológicos.

 

   Cabe preguntarse si los encuestados en España saben de qué va la ética, porque no es otra cosa que aquello que nos hace caer en la cuenta de que el ser humano y su dignidad -cualquier ser humano- está por encima de todo lo demás, su valor es absoluto. Así, la economía sin la ética, se convierte en la dictadura del dinero; la política sin la ética, se convierte en la dictadura del poder; el sexo sin ética, se convierte en la dictadura del hedonismo; el ocio sin ética, se convierte en la dictadura de la vagancia; el trabajo sin la ética, se convierte en la dictadura de la esclavitud; la libertad sin ética, se despoja de la responsabilidad y nos convierte en esclavos de nosotros mismos. Del mismo modo, la ciencia y la tecnología, sin ética, nos degradan. El ser humano debe estar por encima; ciencia y tecnología, como todos los demás campos de la vida y del saber, deben estar a nuestro servicio, y no para convertirnos en sus esclavos.

 

   Traducidos al lenguaje asequible a todos, los cuatro principios universales de la ética son: el respeto a la persona, la justicia, no hacer nada que procure el mal a la persona y hacer aquello que le proporciona el bien. Estos principios no admiten discusión porque son universales. Y enseguida nos damos cuenta de que la renuncia a ellos nos puede llevar al abismo. Pero dos de cada tres españolitos dicen que no les importa, que no pasa nada; qué vergüenza.

 

   Aquí oímos sin parar hablar de progresismo. Quienes tienen esa palabra siempre en la boca son quienes más prescinden de los valores de la ética; o sea, que han acuñado el significado de progresismo como aquello que no tiene freno alguno, ni siquiera el de la ética, que tiene como objetivo, la salvaguarda del ser humano y su felicidad. Más vergüenza.

 

   Chesterton, en su obra “Ortodoxia” afirma que Progresar debería significar que siempre estamos cambiando al mundo para adaptarlo a un concepto. Y hoy progresar significa que estamos cambiando el concepto.” Y que, por tanto, “no estamos alterando lo real para adaptarlo a lo ideal. Estamos alterando el ideal: es más fácil”. La consecuencia es que miramos el presente con resignado asombro, pero que vemos por delante un futuro inquietante. ¿No vamos a la autodestrucción de nuestra propia especie?

 

Juan Segura.


 

  www.seculorum.es  ©juan segura ferrer. 2014