Autor: Juan Segura Ferrer, pbro.                        Contacto: seculorum@seculorum.es

- LITURGIA CICLO C      CICLO B      CICLO A -      ORACIÓN Y PIEDAD -      PASTORAL DE LA SALUD -      TEMAS DE TEOLOGÍA -      AUTORES Y TEXTOS-

Artículos de interés en la sección "Autores y textos"; análisis en "Temas de Teología", ambos procedentes de "elcantarodesicar.com"

En el menú de arriba se pueden recuperar los textos con las reflexiones de los domingos anteriores, en este ciclo A, y de todos los domingos de años anteriores, cliclos B y C.

   El misterio de la cizaña en el sembrado

  Domingo XVI Ordinario. Ciclo -A-. 23 de julio de 2017                                                                Mt 13, 24-43

 

  

   Continúa hoy Jesús en el evangelio el discurso en parábolas que inició el domingo pasado y continúa también tomando las imágenes del mundo agrícola. El pasaje de hoy contiene tres de las llamadas “parábolas del Reino”. La más extensa y a la que Jesús le presta una mayor atención es la parábola del trigo y la cizaña. La explicación que ofrece al final de la cita de hoy nos da todas las equivalencias de la alegoría; si el trigo bueno son los ciudadanos del Reino, las malas hierbas son los partidarios del Maligno y quien las ha sembrado no es el Sembrador, sino el diablo. Queda claro que el Reino que Dios siembra es el Reino de la buena semilla, del bien, mientras que quien estropea el sembrado es el diablo, el Maligno, el que rige el reino del mal. Los criados de la parábola parecen bastante sensatos; piden permiso al amo del campo para arrancar las malas hierbas, sin embargo, el propietario decide que crezcan juntas y que solo sean separadas en el momento de la cosecha; es decir, al final de los tiempos. Así, las malas hierbas, corruptores y malvados, serán exterminadas y reducidas a polvo, mientras que la buena cosecha, los ciudadanos del Reino, los justos, brillarán en el Reino del Padre.

   Está claro que el diablo tiene en este mundo su reino paralelo al que Dios viene poniendo cada día. El por qué es un misterio, pero todos nacemos por obra de Dios, luego todos somos naturalmente buenos, pues Dios solo pone buena semilla en el mundo. Nadie nace por obra del Maligno, sino de Dios; luego es el Maligno el que se dedica a corromper la obra de Dios, puesto que todo lo que existe es obra de Dios y contiene su bondad natural. ¿Por qué Dios no extirpa la mala semilla de nuestro mundo? Eso es otro misterio, pero está claro que es Dios quien pone las reglas del juego y que nosotros no las podemos modificar. Él quiere que trigo y cizaña crezcan juntos. El agricultor sabe que las malas hierbas perjudican su cosecha, que acaban robando los nutrientes de la tierra al trigo, a la semilla buena. Sabe que su semilla va a crecer con dificultades, que, posiblemente, no se hará muy alta y que reducirá el número de granos que contenga cada espiga y el peso de cada grano. La cizaña, necesariamente, perjudica la cosecha y merma las expectativas del sembrador.

   A mi parecer, este es un ejemplo claro de cómo el Evangelio hay que entenderlo en su conjunto. Y es que este pasaje no lo explicita, pero el Evangelio de Jesús nos muestra que Dios no renuncia a sus hijos corruptos, no les retira de su mirada y de su amor porque los sigue considerando hijos y porque espera su conversión. Sí; el Sembrador espera que antes de la cosecha, los corruptos y malvados se echen atrás y vuelvan a ser la semilla buena que fueron cuando fueron creados. En todo ser humano se encuentra ese potencial. Cada hombre y cada mujer pueden resultar seducidos por el diablo y pasar a ser una mala hierba en el sembrado de Dios, pero también tiene la capacidad suficiente de reaccionar, para volverse hacia Dios y regresar al grupo de la buena semilla, de la buena cosecha. A esto responde el que Dios quiera que crezcan juntos.

   En otro nivel de interpretación, tanto el trigo como la cizaña están dentro de nosotros. Parte de nosotros somos buena semilla y otra parte de nosotros son malas hierbas. ¿Quién no reconoce que hay dentro de él malas inclinaciones; tendencias a separarse del plan de Dios? Podríamos pedir a Dios que las retire de nosotros, pero entonces también encontramos la misma respuesta: que crezcan juntos. Es nuestra propia realidad defectible e imperfecta, somos así y no podemos luchar para ser de otra manera. Lo que sí podemos es cultivar la buena o la mala semilla que hay en nosotros; podemos cuidar la una y ahogar la otra, pero las dos estarán siempre ahí. Así, nuestra libertad es decisiva; podemos optar por ser la buena semilla que Dios ha puesto en nosotros y ser así los ciudadanos del reino o ahogar la simiente del Reino para alimentar ese otro lado más oscuro que hay en cada uno de nosotros. Así, lo que Dios espera de cada uno de nosotros es que nos pongamos de su parte, que venzamos aquello que el Maligno ha puesto en nuestros corazones y que quiere arruinar la cosecha del Padre.

   La parábola de la levadura nos ayuda a entender que la pertenencia al Reino de Dios afecta a todos los aspectos y tiempos de nuestra vida; nada de lo que hay en nosotros escapa de la acción de los valores del Reino que Dios ha puesto en nosotros y que crecen con la escucha y lectura de su Palabra. Quizás en algunas personas parezca una semilla muy pequeña, pero tiene la capacidad de crecer y hacerse grande. Eso es lo que nos indica la parábola de la mostaza.

P. Juan Segura.
 

 

OTROS VÍNCULOS

DE JUAN SEGURA

 

juansegura.es

juansegurablog

Fotografías

Vídeos You Tube

Vídeos Gloria.tv

veozaragoza

 

VÍNCULOS EXTERNOS

Vaticano

Conf. Episcopal

Caritas

Misiones

Manos Unidas

Taizé

Noticias Iglesia

Mundo Negro

Tierra Santa

Romereports

Dabar

 

 

LAS LECTURAS DE HOY

 

RECOMENDADO

VIA LUCIS

VIA PAULI

   VÍDEO CON EL COMENTARIO EVANGÉLICO (haciendo clic en la imagen)                                 

               

SI DESEAS RECIBIR AVISO EN TU CORREO ELECTRÓNICO CUANDO ESTÁ DISPONIBLE LA NUEVA REFLEXIÓN DE CADA SEMANA ESCRIBE A <seculorum@seculorum.es> CON EL ASUNTO "SUSCRIPCIÓN"

   TIEMPO PASCUAL

   Nuevas formas para la piedad personal y popular

.VIA PAULI. Reza, medita, reflexiona con siete momentos de la vida de San Pablo. Celébralo en tu comunidad o parroquia.

 VIA LUCIS. Diez meditaciones sobre la Resurrección del Señor. Para la oración personal y comunitaria.

 La resurrección de Jesús. Aspectos y significación.

 Testimonio de mujer "resucitada": la abortaron y sobrevivió. Ahora ha dado a luz una hija y habla sobre el aborto: VER VÍDEO.   EL PERISCOPIO                                                                                              PATRIOTISMO A LA ESPAÑOLA   

 

Artículos de opinión en <juansegurablog.blogspot.com.es>

 

   A PIE DE PÁGINA

 

* ¿Qué está pasando con La Seo de Zaragoza? Que al alcalde Pedro Santisteve no le gusta que la gestione la Iglesia y le gustaría gestionarla él. Y para eso quiere arrebatarle la propiedad y que sea de titularidad pública. Aduce, junto con otras voces que se alzan estos días, que fue restaurada con el dinero público que aportó el Gobierno de Aragón. Según publica eldiario.es, el Gobierno de Aragón invirtió más de cuatro millones de euros cuando el templo estuvo dos décadas cerrado. Sin duda es mucho dinero, aunque se trata de la Catedral del Reino, donde eran coronados y ungidos los Reyes de Aragón. Es, por tanto, más que una catedral, pero por eso mismo, por ser la Catedral del Reino, gozó siempre de la protección de la Casa Real Aragnoesa. La Constitución vigente, en su artículo 16, establece que el Estado colaborará con la Iglesia Católica y con las demás confesiones religosas. La inversión de cuatro millones es en la restauración y conservación del patrimonio histórico aragonés reflejado en el edificio de una catedral, y no es la compra de su propiedad. Algunos se quejan también de que haya que pagar 4 euros de entrada si se quiere hacer una visita en horario turístico (en horario de culto no se paga). Se paga lo mismo en los museos de titularidad municipal, como los museos romanos o el de escultura de Pablo Gargallo, por ejemplo. No cuesta demasiado comprender que es una colaboración para su mantenimiento y que se trata de un importe justo y moderado (la mitad de lo que cuesta una entrada de cine). La Cámara de Cuentas de Aragón informó en su día a las Cortes de que la inversión hecha por el Gobierno de Aragón en la Ciudad del Motor (Motorland) en Alcañiz fue de más de 146 millones de euros entre 2001 y 2014 mientras que los ingresos generados por la sociedad en el ejercicio de su actividad en ese mismo período fueron de 27 millones. Es el dinero de todos, pero las entradas tampoco son gratuitas. Y conste que yo defiendo Motorland, que para eso fui cura en Alcañiz, pero reconozco que nos salió mucho más barata la restauración de La Seo. Y que será una catedral mientras la Iglesia sea su titular y su gestora. A saber en qué podría convertise si fuese de otra manera...

 

* La Iglesia en España no busca ni quiere privilegios. Sin embargo, debe reivindicar el espacio de libertad que le concede el marco constitucional y el Estado de Derecho vigente. Sin cesar, se está atacando al sentimiento religioso por parte de quienes enarbolan una malentendida libertad de expresión, en algunos casos, y la aconfesionalidad del Estado en otros. La Iglesia tiene derecho a la misma libertad de expresión para desarrollar su actividad, una libertad que no va contra nadie, que no ofende a nadie. Aquí sale gratis interrumpir una misa con el torso desnudo gritando "arderéis como en el 36" o montar un carnaval con las imágenes de la Virgen o de Cristo crucificado simulando entre bailes y gestos obscenos una procesión de Semana Santa. A esto hay que añadir la campaña vigente, procedente de los partidos de izquierda, para suprimir la misa dominical de la TV pública o para la supresión de plazas para la enseñanza concertada. Es un ataque, sin duda, a la libertad de enseñanza, y es que está visto que hay gente que ama su libertad pero no quiere la libertad de los demás. Pues disfruten ustedes de la suya y, como responsables públicos, amen, guarden y garanticen la de todos.  

"CAINITAS". NOVELA DE JUAN SEGURA

PROCESO JUDICIAL

Artículo enjuiciado

Sentencia Judicial

 

 

  www.seculorum.es  ©juan segura ferrer. 2014