Autor: Juan Segura Ferrer, pbro.                        Contacto: seculorum@seculorum.es

- LITURGIA CICLO C      CICLO B      CICLO A -      ORACIÓN Y PIEDAD -      PASTORAL DE LA SALUD -      TEMAS DE TEOLOGÍA -      AUTORES Y TEXTOS-

Artículos de interés en la sección "Autores y textos"; análisis en "Temas de Teología", ambos procedentes de "elcantarodesicar.com"

En el menú de arriba se pueden recuperar los textos con las reflexiones de los domingos anteriores, en este ciclo A, y de todos los domingos de años anteriores, cliclos B y C.

 

ESPECIAL A PROPÓSITO DE LOS ATAQUES TERRORISTAS EN BARCELONA Y CAMBRILS

   "Laborando en la viña del Señor"

  Domingo Ordinario XXV. Ciclo -A-. 24 de septiembre de 2017                                                       Mt 20, 1-16

 

  

  También en la Palabra que Dios nos dirige en este domingo se ve la gran diferencia entre la forma de funcionar el mundo, la forma en que funcionamos los hombres y la manera de proceder de Dios. Ya lo recogía el profeta Isaías en la primera lectura: «Mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes que vuestros planes».

   La parábola de los trabajadores contratados para la viña es paradigmática del proceder de Dios y lo que supone el Reino que Jesús nos propone a todos los que somos sus discípulos, aunque contiene algunos elementos que, sin ser principales, sí que condicionan el desarrollo del argumento. Uno de ellos, por ejemplo, es que el dueño de la vida sale nada menos que cinco veces en el día a contratar jornaleros. Otro de esos elementos es que comienza a pagar por los últimos y acaba por los primeros. Pero el elemento fundamental que justifica y desencadena todo es que todos los trabajadores perciben el mismo jornal. Y eso es lo que provoca el descontento de los que habían trabajado más horas.

   Pero es mejor que vayamos primero al significado de la parábola y que nos fijemos en otros aspectos más tarde. La viña es el Reino, el discipulado, el seguimiento de Jesús. Los jornaleros son los discípulos, los que trabajan por el Reino. Como el trabajo de las viñas, el laboreo del Reino es duro y cansado. Tiene condiciones como las que veíamos el pasado domingo: perdonarlo todo, renunciar al legítimo resarcimiento, etc. Sin embargo, es gratificante; compensa para quien ama la viña, para quien ama el trabajo, para quien ama el Reino, para quien ama a Jesús. Hemos visto en los domingos de este ciclo en que se lee a San Mateo que el Reino es el tesoro más valioso, la perla más preciada, aquello por lo que se uno se desprende de todo porque acaba siendo lo único que merece la pena. Pero el desencadenante de la parábola de hoy desvela que los primeros jornaleros no apreciaban lo suficiente la viña; el Reino no era para ellos el tesoro más valioso; se fijaban únicamente en la fatiga y el esfuerzo que habían puesto, no en lo gratificante que resulta trabajar para este Señor. El dueño de la viña llama al trabajo en ella a lo largo de todo el día, a lo largo de toda la historia, a lo largo de toda la vida de la persona. Unos acceden antes, otros más tarde, y otros se incorporan al final de su vida. Hay quienes no se incorporan nunca porque no quieren trabajar para ese Señor o porque no les gusta el trabajo en la viña. Por eso se rebelan y protestan. Reciben el jornal acordado, pero no quieren ser igual que los otros; los desprecian; ellos quieren ser más. No han caído en la cuenta de que el trabajo en la viña los tiene que liberar de la envidia, de la codicia, del desprecio de los otros. El dueño les recrimina que se están metiendo en sus asuntos, pero, en realidad, son trabajadores que no sirven para esta viña porque no están convencidos de su valor superior sobre todos los demás valores. Y es que el jornal que Dios da a los que trabajan en el Reino es el jornal máximo, el más alto: la vida eterna. ¿Qué más cabe exigir? El fallo está, realmente, en no aceptar que el otro reciba el mismo jornal que tú. Y es que lo que importa es la decisión de acudir a la llamada para trabajar en la viña. El cuándo es secundario. Eso es asunto del Señor, no es asunto nuestro. Lo nuestro es que cuanto más tiempo hayamos estado en el seguimiento de Jesús, en el laboreo de la viña del Reino, más compensados hemos vivido; en ello encontramos nuestra mejor gratificación.

   Es necesario que revisemos nuestras actitudes en el seguimiento de Jesús. Si es, en verdad, para nosotros lo más valioso que hemos encontrado en nuestra vida. Si el trabajo para el Reino nos gratifica suficientemente o si necesitamos de otros complementos que no vienen de Dios para ver colmadas nuestras expectativas. Si aceptamos de buena gana que Dios conceda los dones máximos a quien decide abrazar el Reino a última hora de la tarde de su vida. El trabajo en el Reino transforma a las personas y es capaz de transformar el mundo; cuantos más lo acepten, mejor será nuestra sociedad; cuantos más lo abracen, más hermanos seremos de todos y, por tanto, más hijos de Dios. El Señor seguirá llamando jornaleros para su viña siempre. El jornal es la plenitud de la existencia, la vida junto a Dios, la vida eterna. ¿Se puede desear algo más?

P. Juan Segura.
 

 

OTROS VÍNCULOS

DE JUAN SEGURA

 

juansegura.es

juansegurablog

Fotografías

Vídeos You Tube

Vídeos Gloria.tv

veozaragoza

 

VÍNCULOS EXTERNOS

Vaticano

Conf. Episcopal

Caritas

Misiones

Manos Unidas

Taizé

Noticias Iglesia

Mundo Negro

Tierra Santa

Romereports

Dabar

 

 

LAS LECTURAS DE HOY

 

RECOMENDADO

VIA LUCIS

VIA PAULI

   VÍDEO CON EL COMENTARIO EVANGÉLICO (haciendo clic en la imagen)                                 

               

SI DESEAS RECIBIR AVISO EN TU CORREO ELECTRÓNICO CUANDO ESTÁ DISPONIBLE LA NUEVA REFLEXIÓN DE CADA SEMANA ESCRIBE A <seculorum@seculorum.es> CON EL ASUNTO "SUSCRIPCIÓN"

   TIEMPO PASCUAL

   Nuevas formas para la piedad personal y popular

.VIA PAULI. Reza, medita, reflexiona con siete momentos de la vida de San Pablo. Celébralo en tu comunidad o parroquia.

 VIA LUCIS. Diez meditaciones sobre la Resurrección del Señor. Para la oración personal y comunitaria.

 La resurrección de Jesús. Aspectos y significación.

 Testimonio de mujer "resucitada": la abortaron y sobrevivió. Ahora ha dado a luz una hija y habla sobre el aborto: VER VÍDEO.   EL PERISCOPIO                                                                                              PATRIOTISMO A LA ESPAÑOLA   

 

Artículos de opinión en <juansegurablog.blogspot.com.es>

 

   A PIE DE PÁGINA

 

* ¿Qué está pasando con La Seo de Zaragoza? Que al alcalde Pedro Santisteve no le gusta que la gestione la Iglesia y le gustaría gestionarla él. Y para eso quiere arrebatarle la propiedad y que sea de titularidad pública. Aduce, junto con otras voces que se alzan estos días, que fue restaurada con el dinero público que aportó el Gobierno de Aragón. Según publica eldiario.es, el Gobierno de Aragón invirtió más de cuatro millones de euros cuando el templo estuvo dos décadas cerrado. Sin duda es mucho dinero, aunque se trata de la Catedral del Reino, donde eran coronados y ungidos los Reyes de Aragón. Es, por tanto, más que una catedral, pero por eso mismo, por ser la Catedral del Reino, gozó siempre de la protección de la Casa Real Aragnoesa. La Constitución vigente, en su artículo 16, establece que el Estado colaborará con la Iglesia Católica y con las demás confesiones religosas. La inversión de cuatro millones es en la restauración y conservación del patrimonio histórico aragonés reflejado en el edificio de una catedral, y no es la compra de su propiedad. Algunos se quejan también de que haya que pagar 4 euros de entrada si se quiere hacer una visita en horario turístico (en horario de culto no se paga). Se paga lo mismo en los museos de titularidad municipal, como los museos romanos o el de escultura de Pablo Gargallo, por ejemplo. No cuesta demasiado comprender que es una colaboración para su mantenimiento y que se trata de un importe justo y moderado (la mitad de lo que cuesta una entrada de cine). La Cámara de Cuentas de Aragón informó en su día a las Cortes de que la inversión hecha por el Gobierno de Aragón en la Ciudad del Motor (Motorland) en Alcañiz fue de más de 146 millones de euros entre 2001 y 2014 mientras que los ingresos generados por la sociedad en el ejercicio de su actividad en ese mismo período fueron de 27 millones. Es el dinero de todos, pero las entradas tampoco son gratuitas. Y conste que yo defiendo Motorland, que para eso fui cura en Alcañiz, pero reconozco que nos salió mucho más barata la restauración de La Seo. Y que será una catedral mientras la Iglesia sea su titular y su gestora. A saber en qué podría convertise si fuese de otra manera...

 

* La Iglesia en España no busca ni quiere privilegios. Sin embargo, debe reivindicar el espacio de libertad que le concede el marco constitucional y el Estado de Derecho vigente. Sin cesar, se está atacando al sentimiento religioso por parte de quienes enarbolan una malentendida libertad de expresión, en algunos casos, y la aconfesionalidad del Estado en otros. La Iglesia tiene derecho a la misma libertad de expresión para desarrollar su actividad, una libertad que no va contra nadie, que no ofende a nadie. Aquí sale gratis interrumpir una misa con el torso desnudo gritando "arderéis como en el 36" o montar un carnaval con las imágenes de la Virgen o de Cristo crucificado simulando entre bailes y gestos obscenos una procesión de Semana Santa. A esto hay que añadir la campaña vigente, procedente de los partidos de izquierda, para suprimir la misa dominical de la TV pública o para la supresión de plazas para la enseñanza concertada. Es un ataque, sin duda, a la libertad de enseñanza, y es que está visto que hay gente que ama su libertad pero no quiere la libertad de los demás. Pues disfruten ustedes de la suya y, como responsables públicos, amen, guarden y garanticen la de todos.  

"CAINITAS". NOVELA DE JUAN SEGURA

PROCESO JUDICIAL

Artículo enjuiciado

Sentencia Judicial

 

 

  www.seculorum.es  ©juan segura ferrer. 2014